In Mis Plantas

La Flora, nuestro jardín

la flora

Cuando estaba pequeña, pasaba mucho tiempo jugando en el jardín y el patio de mi casa, mi madre tenia muchos frutales y un Rosal precioso que cuidaban con mucho esmero ella y una tía materna. Sulmutia, como cariñosamente la llamo, no dejaba que creciera ni un poquito de maleza, las rosas duraban lo que duraban y en menos de lo que cantaba un gallo, al morir, salía ella de donde fuera y zas, la cortaba. Crecí viendo lo bonito de las plantas, de la flora, lo importante que era cuidarlas y sus bondades para con nosotros.

Esta influencia fue importante pero no definitiva, lo que marco mi gusto por lo verde, por los arboles, por las plantas, fue mi amada “Tía Rita”, un personaje que encontraran muy a menudo en mis escritos, por ser una de las personas mas importantes de mi vida, su molde, sus maneras, su forma peculiar de ser y de hacer las cosas, marcarían mi vida por siempre. Sus consejos, sus cuidados y su cariño los guardo como un gran Tesoro.

conejas

Retomando el tema de las plantas, ver a mi Tía Rita también, de rodillas en el suelo, abonando una mata, trasplantando un hijo para que creciera en su propio espacio, poniendo veneno para hormigas para que no se comieran las flores, podándolas, buscando la luz para algunas, la sombra para otras y regándolas religiosamente todos los días, hizo que sin darme cuenta cultivara mi propio amor por ellas, cierro mis ojos y me parece estar oyendola : ” a las matas le gusta que le mojen sus hojas, eso tambien las alimenta y las pone bonitas”. Así que paso y dedico muchas horas al cuidado de mi jardín, me encantan las flores, disfruto mucho teniéndolas a mi alrededor, no soy exigente, la que sea, como sea, me gusta.

Poco a poco hemos ido sumándole algunos frutales al lugar, al llegar ya conseguimos un gran árbol de aguacates,(palta o avocado) mango y cereza de cayena y nosotros hemos sembrado guayaba, lechoza o papaya, parchita o maracuyá, limón, lima, uvas, pera, durazno, ciruela, higos, Granada, ají y pecan.

margaritas

Algunos están ya desarrollados y en fruto, otros tratan de aclimatarse y el resto simplemente están muy jóvenes para dar cosecha.

Poco a poco les iré compartiendo mi experiencia y podremos intercambiar información y consejos de jardinería…

Pasen y pónganse cómodos, están en mi jardín, están en “Caballo Viejo”.

Share Tweet Pin It +1
Previous PostAl Norte de América del Sur
Next PostConozcamos a Las Nobles y Apacibles Vacas Miniaturas

No Comments

Leave a Reply