In Cuentos, Familia

Aquel niño, se parecía a Pinocho, solo que no era de madera…

pinocho

Aquel niño, se parecía a nuestro dulce pinocho, sí, el del cuento, solo que no era de madera…

De un corazón bueno e ingenuo, apenas echó a andar con sus piernitas, iba directo a donde las cosas se complicaban, a defender las causas perdidas, a resolver los cangrejos que nadie quería siquiera mencionar, en fin, ahí donde no lo habían llamado, estaba él. No había mala intención en sus acciones, no por lo menos a simple vista, pero era su naturaleza, buscar donde no se le había perdido.

Tenían mucho parecido Pinocho y aquel niño, pero había algo en lo que sí eran exactos, tenían ambos una relación hermosa con su abuelo.

Desde muy pequeno su abuelo ha sido para él, el centro del universo, en las palabras de su abuelito había más sabiduría que todas las enciclopedias juntas, no había nada en este mundo que ese abuelo no supiera o por lo menos hiciera el intento de saberlo, solo por complacer las exigencias de este pequeño personaje.

En otra cosa también coincidían, un día, las circunstancias lo separaron de su abuelo y tuvieron que aprender a vivir lejos el uno del otro, extrañándose y queriéndose mucho, fue un momento difícil, pero el tiempo fue pasando y poco a poco ya se acostumbraron a disfrutar los momentos en los que podían reunirse.

Esos momentos eran muy ansiados por ambos, hacían mas planes de los que podían hacer, pero no cabe duda que le sacaban provecho a esos días.

Les encanta el mar, ir a pescar juntos es una aventura fascinante para ambos y también se les volvió costumbre regresar sin un pescado, ja ja ja, pero eso no es lo importante, lo importante en este caso era escuchar lo bien que la pasaban, cuando echaban los cuentos de esos buenos ratos.

De muy pequeñito, su pasatiempo favorito era salir a caminar de la mano de su abuelo y recoger unas ballas muy chiquitas de una planta que crecía de forma silvestre por la calle de la casa de los abuelos.También son fanáticos del  beisbol, este deporte lo practicaron cada uno en su momento. Mucho en común entre ellos y seguramente que su abuelo, también se parecía a pinocho cuando era niño.

cuento de pinocho

 

Con el paso de los años, nuestro querido niño creció, no ha dejado de parecerse a Pinocho, de adolescente también decia mentiras, pero finalmente le tocó madurar, claro que seguramente se le escapará una que otra mentirilla por ahí.

Llego también la hora de asumir su vida de niño grande y marcharse muy lejos a estudiar y a perseguir esos sueños que desde niño tuvo, encontrar sus pasiones y luchar por lograr sus metas trazadas. Aún sigue la camaradería entre ese par, ahora son dos hombres y todavía significa mucho para él, la experiencia y el consejo de su abuelo.

pinocho cuento

Dedicado a mi querido hijo Eduardo Andrés, en ocasión de su graduación y también dedicado a mi padre, su gran mentor. Felicidades, mi niño, mi pinocho.

cuento de pinocho corto

cuento de pinocho escrito

cuento de pinocho para niños

cuento de pinocho resumido

pinocho cuento corto

pinocho cuento infantil

Share Tweet Pin It +1
Previous PostUna mañana de Navidad… en un pueblito de Venezuela.
Next Post¡Dios mío! ¿Quién rompió mi vestido?

6 Comments

  1. Yarai Alvarez
    4 years ago

    Guaooo me emociono hasta las lagrimas. Simplemente hermoso. Pinocho y Camejo un par sin igual. Los quiero mucho.

    Reply
    1. Hildamar Camejo
      4 years ago

      Yarucha querida, gracias por seguir cada publicacion y apoyarme, tambien por seguir cada paso de nuestras vidas y estar ahi para todos nosotros! Te amo grandote! Feliz Navidad 2017!

      Reply
  2. migdalia camejo
    4 years ago

    Que bellas pablabras le dedicass a tu Paoa y a tu hijo, yo tambien tube la opertunidad de tener a ese gran maestro en mi vida con el aprndi a querer a mi partria como lla quiero, un hombre de nobles sentimientos y con un corazon grandote . Felicidades a Wando por su graduacion y que Dios ilumine siempre su camino.

    Reply
    1. Hildamar Camejo
      4 years ago

      Gracias a ti por tu amor y por estar pendiente de nosotros siempre… Bellas palabras las tuyas tambien! Te quiero y te envio un abrazo muy fuerte extensivo a toda la familia.. Feliz navidad 2017!

      Reply
  3. Siolly Rios
    4 years ago

    Cariño dos de los seres más especiales!!! Dios los bendice siempre. Los quiero mucho a ambos. Les mando un fuerte abrazo. Un buen padre y un buen hijo ❤❤❤

    Reply
    1. Hildamar Camejo
      4 years ago

      Mi querida Siolucha, recuerdos de una epoca especial en la que ambos tenian la edad y el tiempo para disfrutarse, que importante es vivir las cosas cuando se puede, ya despues solo quedan los buenos recuerdos de lo vivido…

      Reply

Leave a Reply