In Reflexiones

Cuando el silencio nos hace viajar a un lugar mágico

No pasa todo el tiempo… solo en algunas ocasiones cuando el silencio habla más duro que los pensamientos, entonces logra apagarlos. Se produce primero un vacio, aturde y luego te deja aletargado, la mente queda en blanco, empieza un viaje, un recorrido por el tiempo y estás aquí y allá, de pronto te consigues cambiando el curso de algún acontecimiento que esta en el pasado pero que quieres intentar a ver, como hubiese sido si tal vez… Tambien viajas al futuro y recreas momentos que anhelas o temes, a veces sonries o sientes miedo. Finalmente, cuando caes en cuenta, interrumpes ese momento en el que pareciera no haber más nadie en el mundo, solo tú. La mayoría de las veces dura muy poco, suelen pasar minutos, pero al regresar, sientes que han pasado horas, quieres seguir intentando, pero no pasa, llegó alguien, entró una llamada, el deber te llama y se interrumpe ese momento de comunión entre la mente y la imaginación.

En ese plano somos libres, podemos inventar, editar, permitirnos hacer nuestra voluntad, total, nadie puede penetrar en ese universo.

Algunas veces tenemos que sacudir la cabeza para acomodar uno que otro pensamiento travieso, castrar otros que no vienen con buena intención, también acomodamos algunos recuerdos, sobre todo aquellos donde sabemos que no hemos salido bien librados o cuyo desenlace no fue de nuestro total agrado, intensificamos los buenos, esos donde fuimos muy felices, los editamos para hacerlos aún mejores.

No pasa todo el tiempo… pero es agradable hacerlo de vez en cuando, en este mundo en el que vivimos, en esta era de tecnologías invasivas, cuesta hacer un paréntesis para estar a solas con uno mismo, vale la pena caminar por esos laberintos y juguetear con los anaqueles de la memoria, a veces nos sorprendemos al encontrar algún recuerdo que estaba perdido, pero que nos deja la mágica sensación de haberlo vuelto a vivir…

 

el silencio

Share Tweet Pin It +1
Previous PostLlegó el momento de despedir a nuestra alegre vaquita "Abril"...
Next PostEn "Caballo Viejo", nos preparamos para la llegada de la Navidad

6 Comments

  1. Yarai Alvarez
    1 year ago

    Guaooo. Que verdad tan absoluta. Me encanto…

    Reply
    1. Hildamar Camejo
      1 year ago

      Gracias mi Yarucha querida!

      Reply
  2. Luceida
    1 year ago

    Gracias mi Coma querida, por recordarme sentarme conmigo y recordar los momentos lindos. Los subrayaré y los pintaré de verde y naranja… Te amooooooooo ?

    Reply
    1. Hildamar Camejo
      1 year ago

      Gracias a ti Lucas querida, por tu dulce y paciente presencia en nuestras vidas, ahora es cuando nos quedan recuerdos por hacer, preparate la caja de colores completa, yo tambien te amo muchiiiiiiiiiisimo!

      Reply
  3. isidastamatti@gmail.com
    1 year ago

    Wuaoooooo Amore que bonito eso es la pura verdad. ,yo lo he sentido en oportunidades. te felicito por lo que escribes ????❤️?

    Reply
    1. Hildamar Camejo
      1 year ago

      Como lo digo en esta publicacion, en esta epoca donde la vida esta tan intervenida por la tecnologia, es dificil lograr evadirse y conectarse con uno mismo, pero hace falta de vez en cuando hacer ese espacio. Un beso grande amore!

      Reply

Leave a Reply